Agenda Antártica

  • porque la naturaleza nos da opciones

    Energías renovables

    Las energías renovables son de vital importancia en la Antártida debido a la vulnerabilidad del continente al cambio climático y a su singular importancia ecológica. Adoptando fuentes de energía limpia como la solar, la eólica y la hidroeléctrica, la Antártida puede contribuir a los esfuerzos mundiales para mitigar el cambio climático.

Energías renovables

Hasta el año 2021, 29 instalaciones han incorporado fuentes de energía renovable en sus sistemas energéticos, pero solo una estación permanente y cuatro estaciones de verano utilizan energías renovables para cubrir más del 50% de sus necesidades energéticas. Se han identificado cuatro objetivos principales detrás del desarrollo de sistemas de energía renovable: ahorro en costos de combustible; reducción de la huella de emisiones de gases de efecto invernadero en consonancia con los objetivos nacionales de descarbonización; suministro de electricidad para equipos científicos durante los meses de invierno; y el desarrollo y/o prueba de nuevas tecnologías.

Las condiciones climáticas extremas y la compleja logística de la Antártida someten tanto a los sistemas solares como a los eólicos a enormes desafíos operativos, tecnológicos y presupuestarios.

Desde Agenda Antártica tambien investigamos el tema y lo reflejamos en la publicación Renewables in Antarctica: an assessment of progress to decarbonize the energy matrix of research facilities | Antarctic Science | Cambridge Core y lo llevamos a la discución del Plenario de la Reunion Consultiva del Tratado Antártico.

¿Cuál es el problema?

Uno de los mayores impactos de la actividad humana en la Antártida procede del funcionamiento de las 91 estaciones, laboratorios y campamentos de la Antártida, denominados «instalaciones» en este documento. Proporcionan alojamiento a más de 4000 personas en verano y 1000 en invierno (Wolf Reference Wolf2015) y dependen en gran medida de los combustibles fósiles para la generación de energía y el transporte. Sin embargo, el suministro de combustibles a la Antártida no solo es caro, sino también peligroso, ya que el riesgo de vertidos de petróleo e incendios (ASOC 2009) supone un peligro para la seguridad con posibles consecuencias medioambientales a largo plazo.

 

¿Qué podemos hacer?

El despliegue de energías renovables en las estaciones antárticas se ha acelerado en los últimos 15 años, cuando las tecnologías eólica y solar se hicieron más disponibles y asequibles y el desarrollo tecnológico se expandió a escala mundial. 

-Ahorro de costes de combustible, reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en consonancia con los objetivos nacionales de descarbonización, suministro de electricidad a los equipos científicos durante los meses de invierno y desarrollo y/o ensayo de nuevas tecnologías son los cuatro objetivos principales que subyacen al desarrollo de los sistemas de energía renovable antárticos. Según las entrevistas realizadas, la mayoría de las estaciones tienen planes para continuar la descarbonización de sus sistemas energéticos en los próximos 10 años.

-Las limitaciones presupuestarias son una barrera común para un mayor despliegue de los sistemas antárticos de energías renovables. Desde la financiación pública como en el caso de Alemania hasta la dependencia de patrocinadores privados como en Uruguay y Bélgica o a través de la venta de Certificados de Energías Renovables en Australia, las estaciones han recurrido a una combinación de financiación tanto pública como privada para apoyar la instalación y el funcionamiento de los sistemas de energías renovables.

-Es necesaria una planificación presupuestaria a largo plazo, que incluya el coste no sólo del mantenimiento, sino también de la formación del personal encargado del funcionamiento de los sistemas energéticos.

Descubre nuestro trabjo

¿Quienes somos?

Organización sin fines de lucro (2012) que promueve políticas hacia la conservación de la Antártida desde una perspectiva latinoamericana.

¿De donde venimos?

Coeditor junto con ASOC de Asuntos Antárticos (9 años), lobby gubernamental , actividades educativas y trabajo en el impacto ambiental.

Nuestra visión

Organización ambiental clave de América Latina que promueve la conservación de la Antártida y los Océanos Australes.

Lo que hacemos

Promoción de políticas, lobby político, conexión con partes interesadas, concienciación y educación de la sociedad civil.

Nuestros advisors

En nuestro compromiso por promover la conservación de la Antártida y los Océanos Australes, contamos con un grupo distinguido de asesores que aportan su experiencia y conocimiento. Estos expertos en diversas áreas desempeñan un papel fundamental en nuestra organización.

Juntos, tenemos el poder de influir en el futuro de la Antártida y de toda la humanidad. «La creación de áreas marinas protegidas es muy importante porque lo primero que hace es proteger la biodiversidad general de un lugar (…). Al eliminar de estas zonas el efecto de estrés causado por la pesca, permite al ecosistema, gracias a su capacidad de recuperación natural, hacer frente al impacto del cambio climático.»

Dr. Rodolfo Werner

Asesor Senior, ASOC